Over and over and over again

Y es que el ser humano es lo que tiene: Le encanta sufrir. Y si es gratuitamente, mejor. Y si no, explicadme por qué motivo nos pasamos la vida queriendo a una persona que quiere a otra que no la quiere porque prefiere a otra distinta que tampoco le hace caso, bien porque tiene ya alguien en mente y corazón -que, obviamente, tampoco le corresponde-, bien porque se quiere tanto a sí misma que no es capaz de ver más allá...

Pero es que, en realidad, es incluso mejor que todo eso. Porque los humanos somos tan geniales que podemos darnos cuenta perfectamente de lo que ocurre y, aun así, seguir adelante. Seguir sintiendo, sin perder la esperanza. Seguir queriendo, a cambio de nada. Con la cabeza alta, y jactándonos, bien  orgullosos, de lo rematadamente subnormales que podemos llegar a ser...


Porque por algo será que el hombre es el único animal del mundo capaz de tropezar con la misma piedra no una ni dos, sino infinitas veces...

Todas las que hagan falta.

Comentarios

Maru Tapia ha dicho que…
Porque nos gusta complicarnos la vida. Lo fácil,aburre y lo difícil, nos atrae. Y cuanto más complicado sea conseguir nuestro objetivo (aunque sea realmente imposible de alcanzar) más emoción le pondremos a nuestros planes aunque realmente no nos vayan a llevar hasta aquello que tanto deseamos. Si tropezamos una y otra vez y parece que no aprendemos es porque nos da la sensación de que, al menos, lo hemos intentado y hemos hecho todo lo posible por conseguirlo (ese algo o ese alguien, ÉL) :)
Ícaro ha dicho que…
Disfrutamos sufriendo.
Saludos