Siames.

Que yo soy la pieza para tu rompecabezas,
el hielo de tu copa y de tu cama el sudor.
Absorta, obsesiva de tu rara belleza...
Tu lunar, tu boca, tu acento, tu olor.

Es todo lo que es tuyo, por el hecho de serlo,
lo que me quita el sueño y hasta las ganas de ti.
De tanto quererlo me obligo a no hacerlo...
Y más pasión, y hastío, y noches sin dormir.

Es echarte de menos sin haberte tenido.
Es saber que eres tú, y no saber el porqué.
Recordar con nostalgia lo que hemos vivido
y lamentar lo que pudo haber sido y no fue.

Y aunque deseo con ardor estar junto a ti
ya he perdido la fe en que quieras quererme...
Porque hay a quien le han robado el mes de abril,
pero sabes que, a mí, el que me falta es noviembre.

Comentarios