Extracto.

"- Yo…- no sé como empezar- Yo…

Él me lanza una sonrisa tranquilizadora.

-Yo no quiero quererte – exploto al fin-. Porque siempre que quiero a un chico, acaba saliendo mal. O acabo yo odiándole a él o él odiándome a mí, pero, en cualquier caso, siempre termino destrozada llorando por las esquinas. Tú has sido testigo de ello. Todos comienzan prometiéndome el cielo, y yo siempre me niego, porque sé lo que vendrá después. Pero siguen insistiendo sin parar y al final, tonta de mí, vuelvo a caer. Y justo cuando yo empiezo a sentir que esta vez sí, que puede que todo salga bien, a ellos se les pasa todo ese gran amor que se suponía que sentían. No quiero que me pase eso contigo. –lloro. Él me seca las lágrimas- Tampoco quiero que seas sólo mi amigo. Porque con mis amigos no puedo estar como estoy contigo. Con ellos no me sale ser yo misma del todo, no puedo quitárme la máscara, no consigo que se marche completamente la timidez... Sólo contigo puedo hacer eso. Porque tú no me juzgas. Me aceptas tal y como soy, a pesar de conocer todas y cada una de mis facetas, tanto las buenas como las malas. Te limitas a estar. A ayudar cuando tienes que hacerlo y a incordiar cuando te aburres. Pero siempre estás. Aunque nos peleemos. Aunque pasemos largas temporadas sin dirigirnos la palabra, sé que puedo acudir a ti si te necesito, que es siempre. Porque siempre me haces falta, y eso no va a cambiar. Necesito tenerte cerca, hablar contigo. Es como una droga para mí. Pero esto no significa que lo único que me interesa de ti sea que me escuches. También yo… – no soy capaz de decirlo- También yo me muero por besarte. Me cuesta la vida contenerme cuando me pones en situaciones como las de antes. Cuando me abrazas, no me hace falta nada más. Si por mí fuera, anidaría dentro de tu jersey… Pero tengo miedo de que todo cambie. De que todo esto se pierda. De que me digas y demuestres tantas veces que me quieres que ese amor se te gaste y te vayas para siempre. Por eso soy capaz de soportar que estés con una chica distinta cada mes casi sin inmutarme, siempre y cuando el hecho de que estés con ella no cambie la parte de ti que necesita estar conmigo. Por eso cuando te traes a cualquiera de tus novias y te besas con ellas delante de mí para darme celos, no miro para otro lado, aunque aprieto los puños tan fuerte que la marca de las uñas tarda días en irse de la palma de mis manos. Por eso llevo años y años engañándome a mí misma, cegándome para no darme cuenta de lo que realmente siento. Por eso siempre he ignorado tus insinuaciones, esquivado tus indirectas y huido de tus encerronas. Porque sabía que llegaría este momento en el que tendría que chocarme de frente con la verdad y lloraría tanto que ni siquiera podría ver a través de las lágrimas esa carita tuya que nunca me canso de mirar. Por eso he intentado odiarte con todas las fuerzas de mi alma en tantas ocasiones... Para que no me dolieras. "

Comentarios

Amanda ha dicho que…
Increible manera de expresar sentimientos. Es real ¿no?
Te sigo. Creo que hay mucho que descubrir por aqui :)
nube pasajera ha dicho que…
realmente te entiendo y es increible como esxpresas todo, eso de tratar de poner barreras para no salir dolida...
lindo blig,muchos animoss
=)
Vagabunda ha dicho que…
Muchas gracias! ^^ bienvenids a la calle del olvido :)

Y bueno, en cuanto a lo de si es real... No del todo. Está basado en una historia real, pero no es completamente autobiográfico.

Un saludo! Y gracias de nuevo.
femalewriter ha dicho que…
No se puede vivir con miedo :)
Me gusto tantísimo... Gracias por esta lectura
Flo :) ha dicho que…
por dios!!!

en qué momento te metiste dentro mío y empezaste a vomitar lo que hay dentro de este corazón que no me di cuenta?!!

woow

me quedé sin palabras, palabritas, palabrotas...

necesito aire. fue como ahogarme de mí.. no sé...